Tinta en las Cintas

By Andrés Cárdenas

opinion

¿Por qué publico lo que publico?

El 2 de febrero de este año publiqué "¿No utilizo Twitter porque no tengo nada que decir o porque no me alcanzan 140 caracteres para todo lo que tengo que decir?" En ese momento era un dilema real, ahora parece que lo he entendido y la respuesta es más reconfortante de lo que pensé.

Como estudiante de periodismo se me anima a participar en las redes sociales más populares, a aprender a utilizar todas sus herramientas para facilitar y maximizar el alcance del trabajo periodístico. Sin embargo, es algo en lo que fallo constantemente. Aunque reconozco la importancia y utilidad de estas redes me es imposible ser un usuario activo. Ahora entiendo que no es el hecho de que no tenga nada que decir y tampoco el que no pueda comprimir mis opiniones en 140 caracteres, es porque me preocupa el valor de mis opiniones. Pero ¿cómo mide uno lo que comparte en redes sociales?

En *social media *los likes, retweets, favoritos, etc, son el medidor. Asumimos que algo es más cierto, más importante, más relevante, por el número de likesque obtiene. Redes como Facebook e Instagram son impulsadas por narcisismo modernista, los *likes *se han convertido en el combustible de egos gigantescos y el acto de compartir eventos diarios, cotidianos y sin sentido es el precio que debe pagarse para conseguir la aprobación e incluso admiración de la gente. Esto en mi opinión es un sistema roto que carece de valor cultural y educacional.

No hay nada malo en compartir una selfie, una foto de tu cena, un vídeo de tu mascota o de la fiesta en la que estás, pero la próxima vez que vayas a hacerlo, tómate un par de segundos para pensar: ¿tiene esto un valor educacional? ¿Se beneficiarán las personas de esto? Sí la respuesta a estos interrogantes es negativa no quiere decir que deberías abandonar las redes sociales sino que tal vez deberías replantear lo que compartes.

Todo esto podría hacerme sonar como un hipócrita, porque yo también lo he hecho, tal vez porque también sentía la necesidad de obtener la aprobación de la gente en forma de likes o porque en algún momento fui absorbido por alegría y sentí la necesidad de compartir eso con el mundo, o porque estoy escribiendo en este blog, de cierta forma, porque quiero que la gente lo vea, incluso si todo este contenido no es educacional o cultural.

La importancia de calificar tu colección de música

Hace unos días al ver la opción de "calificar canción" en mi reproductor de música me pregunté si alguien en el mundo la usará, pues casi todos los reproductores de música que he usado a lo largo de mi vida cuentan con esta opción y aunque el proceso de calificar mi música me parece esencial, la verdad es que yo nunca he usado tal opción. Pero esto tal vez se deba a que siempre me he enfocado en escuchar álbumes enteros en vez de canciones sueltas.

Tener un sistema de calificación no solo te ayuda a identificar tus discos favoritos, también te da una mejor perspectiva de tu propia colección musical, y para gente con colecciones realmente grandes, les ayuda a realizar un seguimiento de todo lo que escuchan, compran, prestan y a veces incluso venden; eso por si solo es una tarea increíblemente difícil de realizar, inclusive en nuestros días cuando hay una app para todo.

Mientras pensaba en estos recordé que hace mucho años usaba la aplicación CATraxx para organizar, calificar y editar mi colección de música pero cuando dejé Windows en favor de Linux, me encontré con que CATraxx no estaba disponible y la mayoría de los reproductores no tenían una opción para calificar álbumes, ni siquiera se acercaban a la maravillosa app que usaba en Windows. Este problema hizo que me diera a la labor de desarrollar una pequeña aplicación que leía las etiquetas de mis archivos mp3, obtenía información de Last.fm y luego la añadía a una base de datos que después me permitía editar o añadir detalles y calificar el álbum, todo a través de una intuitiva interfaz web. Sabía que RateYourMusic era probablemente una mejor opción pero no podía hacerle frente a su interfaz. Meses más tarde abandoné mi pequeño proyecto (que debe estar en algún lugar de mi disco duro), requería mucho trabajo y simplemente renuncié a calificar mis discos.

Ahora que pienso en ello, me doy cuenta que esto ha afectado la forma en que escucho música, no solo porque a partir de allí empecé a escuchar menos discos debido a que no sabía con exactitud que álbumes conseguía en vinilo o CD, o cuantos álbumes digitales estaba descargando de Bandcamp, iTunes (en ese entonces, no lo soporto ahora) y de trackers privados, si no que también empecé a distanciarme de mi propia colección musical. No sabia que tenía, y a veces era difícil recordar si había escuchado cierto álbum o no. Al ser alguien que está constantemente buscando por "discos perfectos" este problema me molesta y debo hacer algo al respecto.

El otro problema es que después de tanto tiempo las cosas siguen igual o peor. CATraxx ha sido descontinuado, Last.fm ha perdido el camino completamente, Libre.fm no es una opción confiable, y por estos días no me veo escribiendo código. La única esperanza es que RateYourMusic "pronto" será Sonemic e integrará nuevas y mejores características junto a un nuevo diseño que según su página de lanzamiento promete, pero eso tendrá que esperar al menos hasta abril. Así que supongo que por el momento estoy atascado con beets, que probablemente sea lo mejor que le haya pasado a los propietarios de colecciones de música digitales, pero que sin embargo no hace mucho cuando de calificar discos se trata. Que bueno sería tener algo como Letterboxd, pero para álbumes.

¿Cuales son mis opciones? ¿Collectorz? ¿iTunes? Una aplicación de OS X de la que no sé? ¿Qué exactamente?

George Harrison… porque tu música no pasará

Hoy hubiese sido el cumpleaños numero 72 de George Harrison. Desafortunadamente, han pasado ya 14 años desde que debido al cáncer abandonó este mundo. Yo, sin embargo, no quería dejar pasar la oportunidad para hablar de uno de los músicos mas influyentes en mi vida, por esta razón he decidido hablar un poco sobre su vida como artista y en especial de su primer álbum como solista después de la separación de The Beatles.

George Harrison nació en Liverpool, Inglaterra, y en su adolescencia pasó a ser parte de The Quarrymen que más adelante se convertiría en la mítica banda The Beatles. La carrera musical de George con el cuarteto de Liverpool estuvo plagada de éxitos. Sin embargo, en 1970 después de 12 álbumes de estudio, 13 EPs, y 22 singles The Beatles llegaba a su fin. Hay quienes culpan a Yoko Ono por la separación de los Fab Four pero All Things Must Pass prueba algo completamente diferente; es el primer triple álbum grabado por un solo artista y está compuesto por canciones que George Harrison escribió cuando aún era parte de The Beatles, canciones que probablemente propuso para que fueran parte de algunos de los discos de la banda y que de igual forma fueron probablemente rechazadas. Aunque el comentario previo sea simplemente especulación deja mucho que pensar respecto a las relaciones de los cuatro miembros de la banda. Este álbum también demuestra las capacidades de Harrison como compositor y por consiguiente, la importancia de su papel en The Beatles.

Este es un álbum que se siente extremadamente personal, es del tipo de álbumes que de una u otra manera muestran la filosofía de vida del artista que lo hace y que se convierte en un disco tan influyente que mucha gente termina adoptando dicha filosofía. El encuentro de George con Maharishi Mahesh Yogi es claramente un hito en su vida, es a partir de aquí que empieza a mostrar su lado espiritual, de modo que este disco puede ser catalogado como religioso. "My Sweet Lord" es una de las canciones más populares en el extenso catalogo de Harrison y cuya lista de covers es inmensa debido al gran numero de sectas y creencias religiosas que la han adaptado ya que las odas "aleluya" y "hare krishna" hacen parte de la letra. Mientras que "Awaiting On You All" puede ser tomada como la opinión de Harrison sobre la religión y la vida, pero también una crítica a los poderes del mundo.

Se dice que debido a Bob Dylan, The Beatles pasaron de ser una banda Pop a un grupo de Rock capaz de experimentar con diferentes estilos y sonidos, y su influencia se puede ver en el álbum Rubber Soul de 1965 que marca el inicio de una nueva era en la carrera de la banda. Pero la influencia de Dylan también se nota en este disco, de hecho, la canción de apertura "I'd Have You Anytime" fue co-escrita por el, al igual que "If Not For You" en la que es incluso posible escuchar su distintiva armónica. Otro colaborador en el disco es Eric Clapton que se encarga de manera excepcional de los efectos wah en la particular "Wah-Wah".

All Things Must Pass sobresale en cada aspecto instrumental, con tonos suaves, atractivos y conmovedores. Sin embargo, la producción es uno de los puntos débiles del disco, la mezcla por momentos es pobre y oscurece elementos que bien manejados podrían darle más vida al álbum. Es tal vez por esto que el álbum de demos "Early Takes, Vol. 1″ lanzado en 2012 tenga mejores versiones de varias de las canciones que hacen parte de "All Things Must Pass". "What Is Life" es una de las canciones más populares del álbum, alcanzando la décima posición de singles en Estados Unidos y la tercera en Alemania. Mientras que "Behind That Locked Door", "Beware of Darkness", "Awaiting on You All", "Run of the Mill" y "All Things Must Pass" se convirtieron en canciones que se destacan en todo el catalogo de Harrison.

"Todas las cosas pasarán" pero la música de George Harrison sigue con nosotros. Feliz cumpleaños, genio.

Post-Punk en 5 Discos

Empecemos por decir que el término popularizado "post-punk" es técnicamente incorrecto. El Punk Rock no ha muerto y para usar el termino "post" eso sería un requerimiento. Sin embargo, es la forma como los medios han decidido categorizarlo. El Post-Punk que no es más que un genero basado en el Punk Rock que toma elementos artísticos de otros géneros; en otras palabras, Post-Punk es a Punk Rock lo que Rock Progresivo es a Rock.

El movimiento musical conocido como "Punk" básicamente se divide en 3: proto-punk a finales de los sesentas e inicio de los setentas (The Fugs, The Stooges, MC5 y The Velvet Underground), punk rock a mediados de los setenta (The Sex Pistols, The Ramones y The Clash) y post-punk que comenzaría a levantarse mientras el Punk Rock estaba en su auge. Con estos detalles de mínima importancia, entremos en materia.

The Modern Lovers (1976)

The Modern Lovers fue una banda de Boston formada por Jonathan Richman en 1970 cuyo único álbum fue grabado entre 1971 y 1972, pero que no sería lanzado hasta 1976. Aunque debido a la epoca en que el álbum fue grabado mucha gente tiende a calificarlo como proto-punk, este es uno de los discos que define el post-punk, el disco deja a un lado la simplecidad característica del Punk Rock y se enfoca en melodías suaves y más accesibles para el público no Punk. Influenciados por The Velvet Underground y con la ayuda del mismísimo John Cale, The Modern Lovers son un hito en la historia del Punk, definiendo uno de sus subgeneros e influenciando innumerable bandas a través de los años.

Television --- Marquee Moon (1977)

Television, es sin lugar a dudas una de las bandas que mas influencias dio a finales de los setenta, hay quienes dicen que el "post-punk" y la "new wave" existen por Television. Criminalmente subestimados, contemporáneos y vecinos de The Ramones y Patti Smith, demostraron que el Punk podía llevarse a otro nivel, la canción "Marquee Moon" así lo prueba; abriendo con uno de los riffs mas pegadizos de la historia, un bajo envolvente y el hecho de que baterista pensó que estaban ensayando mientras se grababa le da al tema una sensación más artística. Si el Post-Punk necesitara un himno, cualquiera de las canciones de este álbum sería una buena opción. Marquee Moon es un álbum que todo amante de la buena música debe tener.

Wire --- Pink Flag (1977)

Cruzamos el atlántico y llegamos a Gran Bretaña, hogar de Wire. Debutaron con Pink Flag, una original colección de 21 temas que se van volando en poco mas de media hora. Arreglos supremamente minimalistas, ausencia de coros, letras o riff repetitivos; eso era Wire. Si alcanzaban el punto donde era necesario repetir lo que ya habían hecho simplemente paraban, incluso si el cronometro marcaba solo 43 segundos como en caso de Brazil o Different to Me. ¿Quieres escuchar un álbum simplista pero no simple, pegadizo pero no empalagoso? No busques más.

Magazine --- Real Life (1978)

Howard Devoto formó Magazine una vez salió de Buzzcocks. Real Life fue su primer disco, un disco que incorpora complejidad mezclada con sonidos melódicos e innovadores para la época, lo que hace de este el tipo de album que se puede escuchar incontables veces sin llegar a sonar aburrido. Las variaciones son la clave aquí, pero la peculiar voz de Devoto dan a las canciones algo extra para captar la atención de todos. Influenciados por Iggy Pop (especialmente el disco The Idiot) y David Bowie le dieron al mundo un atemporal tesoro tan peculiar como oscuro.

The Feelies --- Crazy Rhythms (1980)

Al mirar la historia musical es realmente difícil encontrar un trabajo remotamente similar a Crazy Rhythms. La caratula dice mucho de este album; dice a gritos "¡ochentas!", "¡new wave!" pero aunque esto lo defina en cierta forma, Crazy Rhythms es un disco que se niega a morir con el tiempo. En general energético, percusión magistral, transiciones sorpresivas, el cover de "Everybody's Got Something to Hide" de The Beatles que probablemente sea mejor que el original, y la sensación de algo casual, algo pasajero (que no lo es en lo absoluto) hacen de este álbum una obra maestra.