Tinta en las Cintas

By Andrés Cárdenas

Entendiendo el arte del Film

Hace algunos meses de manera inesperada empezó a desarrollarse en mi un extraño deseo por aprender a analizar críticamente películas. Si bien es cierto que el cine en los últimos años se ha convertido en algo realmente significativo e importante en mi vida, siempre lo vi como un escape a la realidad, como una fuente de entretenimiento con significados y emociones ocultas. Descubrí este deseo mientras sostenía una conversación con Valeria, pues desde el inicio de nuestra relación ver películas juntos es una actividad sagrada. Dado el hecho de que ella no había visto muchas de mis favoritas, casi que religiosamente cada domingo preparaba una película para ver juntos. Desde Pyscho, pasando por El Padrino y hasta Belleza Americana, nunca se quejó, siempre dijo "me gustó" y sin decir mucho más continuábamos con nuestras vidas.

Eventualmente, Valeria plantearía dudas sobre el tipo de películas que estaba eligiendo y pediría ver algunas de su elección, a regañadientes acepté, no sin antes pasar por una agitada discusión. Bastante egoísta de mi parte. Inspirado por las palabras de Alejandro Jodorowsky le escribí una sentida carta en la que intenté disculparme y explicar el por qué de mis elecciones. He aquí fragmentos de esa carta.

Estoy fascinado por este arte, cada día que pasa quiero sumergirme más en su belleza, porque descubrí --- tal vez un poco tarde --- que este arte no lo mueve ni la taquilla, ni la cultura popular del entretenimiento, este es un arte estimulado por la pasión y transformado en poesía. Poesía difícil de encontrar en obras diseñadas para vender, obras genéricas que una vez terminadas te dejan vacío. Este arte debe sanar, debe cambiar el espíritu de la gente, debe dejarle esencia a las personas, ayudarnos a encontrar esas bellezas interiores que todos llevamos...

...La belleza oculta en este arte es abrumadora, es belleza que espera ser encontrada y apreciada, belleza que puede llenar esos vacíos que la vida forja en nosotros, y mi corazón se entristece al saber que hay tan poco tiempo para absorberla toda...

...Quiero ir en busca de las joyas capaces de cambiar la forma en que veo la vida.

Por suerte, mi disculpas fueron aceptadas y continuaríamos nuestro sagrado ritual de disfrutar cine juntos. Un día, después de ver alguna película y del habitual "me gustó" pregunté "¿por qué?", la respuesta fue "no sé, me gustó". La sorpresa llegó cuando al tratar de responder la pregunta yo mismo no pude elaborar en por qué me gustaba o disgustaba la película en cuestión. Fue entonces cuando me dí cuenta.

Quiero aprender a apreciar y escribir sobre cine. Quiero ser capaz de articular todas las emociones y sensaciones que las imágenes en movimiento generan en mi. Quiero poder responder aquella simple pregunta.

Desde entonces, en mi búsqueda por suplir este deseo, he ojeado algunos libros, he leído a reconocidos críticos y he gastado más de un par de horas en r/TrueFilm y Letterboxd, y por supuesto he visto y he tratado de analizar películas críticamente.

Hace algunas semanas escribía sobre Breathless (Sin aliento) de Jean-Luc Godard

Inicialmente, toma tiempo acostumbrarse a los abruptos y constantes cortes y movimientos de la cámara, los cuales, en su momento eran un estilo narrativo innovador, pero actualmente son usados en exceso, especialmente por vloggers, y ese es un hecho que me hace sentir incomodo. El ritmo general de la película es tan cautivador como rápido, con la excepción de algunas escenas en las que Michel y Patricia, los protagonistas, se encuentran solos en una habitación y aunque hablan, ambos parecen estar hablando sobre cosas infinitamente distintas. Michel es un tipo descuidado y poco fiable, y no digo esto porque es un asesino, ladrón, mentiroso, sino por la forma en que trata e incluso besa a Patricia, la mujer a la que supuestamente ama. Sin embargo, al final, cuando lo inevitable finalmente llega, mis sentimientos hacia el se inclinan por simpatía, ya que parece que tal vez demasiado tarde Michel aprendió algo valioso sobre el amor y, en definitiva, la vida.

Siento que estoy lejos, muy lejos de a donde quiero llegar con esto. Me he mantenido en la zona de confort y es finalmente el momento de salir de ella, es hora de desafiarme a mi mismo. Entonces, ¿por qué no ir por los huesos duros de roer?

1. Le Mépris - Jean-Luc Godard
2. 8½ - Federico Fellini
3. L'Avventura - Michelangelo Antonioni
4. Det sjunde inseglet - Ingmar Bergman
5. A Woman Under the Influence - John Cassavetes
6. Tengoku to Jigoku - Akira Kurosawa
7. Ива́ново де́тство - Andrei Tarkovsky
8. Playtime - Jacques Tati
9. Los Olvidados - Luis Buñuel
10. 東京物語 - Yasujirō Ozu

Esa es en mi opinión una sólida selección de films. Películas ampliamente consideradas como clásicos u obras de enorme influencia de directores de renombre mundial que ampliaran mis conocimientos del séptimo arte pero que también proveerán verdaderos desafíos a la hora de realizar un análisis y por qué no, redactar ensayos críticos que ocupen un espacio en este blog. No se si Valeria esté dispuesta a unirse a este reto, ¡pero yo si voy a hacerlo!